bajo mis plumas

a veces me paro a pensar,
y por mucho que lo intento,
mi cerebro no da con la solución y tengo que acudir a la intuición y al tiento.
Y si no hay solución ¿me la invento?

Mi madre me dice que mis problemas, todo cuento.
Cuento no, cosas del tiempo.
Juventud y crecimiento
límite entre la locura y el auto flagelo, no miento.

¡Y yo qué sé lo que siento!
ahora mismo, un vacío.
Entre la realidad y yo, un abismo.
No quiero madurar.
Sólo mirar la luna.
Espantar las brumas.
Sentir el viento bajo mis plumas.
Y volar sin pensar.
Y volar, sí.

Y dejar las dudas.

1 comentario:

  1. oye suena muy bien, aparte de estar bien escrito es muy musical.

    ResponderEliminar