31.10.16


   Los pobres se quieren más, y esque saben lo que importa. Un día por tí y otro por mí. Un plato en la mesa y un sitio donde dormir.Las cosas, cosas son, no personas.
Y el dinero no es el fin, tan sólo el medio.

   Te echo de menos y pienso en cuánto hace que no escribo. Y en cómo la vida nos cambia y nos aleja de quiénes somos... standby, latente.

   No se puede dejar ganar a la rutina y al tedio,  a los tiempos modernos y su estrés post-traumático.

   Lo que uno es, nunca muere.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada